Guerra Bermúdez
 ABOGADOS

Hipoteca Multidivisa

Se ha calificado a las Hipotecas Multidivisas como derivados financieros. Esto supone que las entidades prestamistas estarán sujetas a los deberes de información exigidos por la Ley del Mercado de Valores, la cual otorga una mayor protección a los consumidores. 

¿Qué es una Hipoteca Multidivisa?

La Hipoteca Multidivisa es un préstamo con garantía hipotecaria a interés variable, en el que la moneda en la que se referencia la entrega del capital y las cuotas periódicas de amortización es una divisa, entre varias posibles, a elección del prestatario, y en el que el índice de referencia sobre el que se aplica el diferencial para determinar el tipo de interés aplicable en cada periodo suele ser distinto del EURIBOR.

¿Cuales son los riesgos de estas hipotecas?

En las Hipotecas Multidivisas, los riesgos de este instrumento financiero exceden a los propios de los préstamos hipotecarios a interés variables solicitados en euros. Al riesgo de variación del tipo de interés se añade el riesgo de fluctuación de la moneda.

En la Hipoteca Multidivisa, la fluctuación de la divisa supone un reclaculo constante del capital prestado. Puede ocurrir que pasados varios años, si la divisa se ha apreciado frente al euro, el prestatario no solo tenga que pagar cuotas de mayor importe en euros sino que además adeuda al prestamista un capital en euros mayor que el que le fue entregado al concertar el préstamo. 

La Hipoteca Multidivisa, es además un instrumento financiero derivado por cuanto que la cuantificación de la obligación de una de las partes del contrato depende de la cuantía que alcance otro valor distinto, denominado activo subyacente, que en este caso es una divisa extranjera.

¿En que podemos Ayudarle?

Le ayudamos en todo lo relativo a su Hipoteca Multidivisa, la declaración de nulidad y subsidiariamente la anulabilidad de las cláusulas (consecuencias de la opción multidivisa), y subsidiariamente, la nulidad y subsidiariamente la anulabilidad de las operaciones realizadas (yenes, francos suizos, etc), así como a la restitución del préstamo hipotecario, sin tener en cuenta las cláusulas abusivas declaradas nulas o anulables, recalculando el capital que se adeuda a fecha actual, una vez descontadas las amortizaciones de intereses pagados en su Hipoteca Multidivisa.